El General Vara de Rey

Jan 2, 2013 by     No Comments    Posted under: Ibiza

Sin duda el Paseo de Vara de Rey es la plaza mas bella y esplendorosa de la ciudad de Ibiza, inaugurada por el Rey Alfonso XIII en el año 1.902, en honor y gloria al general Joaquín Vara de Rey y Rubio y de sus hombres en la batalla de El Caney (Cuba).

Durante muchos años ha sido y sigue siendo el paseo que usan los ibicencos para actividades lúdicas, ocio infantil, rastrillo navideño, actividades deportivas, etc. El paseo está compuesto en su parte central por la majestuosa estatua en honor al general que le da nombre a el paseo, rodeado de edificios coloniales de la época y adornado con jardines y verdes árboles de hoja perenne que hacen del lugar un entorno de inigualable belleza tanto en verano como en invierno.

Pero no sería justo quedarnos solo con este entorno encantador sin recrearnos en el significado histórico de este paseo, que pretende recordar a futuras generaciones el hecho histórico de un ibicenco en tierras lejanas, resaltando los valores de la lealtad, valor y entrega por una causa hasta el límite de entregar su vida por los demás.

General Vara de Rey

El Capitán Wester, agregado militar de Suecia y Noruega en Washington, testigo ocular del combate de El Caney concluyó: “Y esta lucha de El Caney ¿no aparecerá siempre ante todo el mundo como uno de los ejemplos más hermosos de valor humano y abnegación militar?”

La defensa histórica de El Caney por parte del General Vara de Rey y su reducido ejercito se inicia el 1 de Julio de 1.898, fecha elegida por la armada de los Estado Unidos para hacerse con el control de Santiago de Cuba, el objetivo principal era tomar las estratégicas Lomas de San Juan para iniciar el ataque principal, a unos kilómetros de las Lomas de San Juan existía una reducida guarnición de tropas españolas en el poblado de El Caney, este poblado no suponía un gran problema para la armada americana, mas bien suponía un objetivo secundario. En el poblado del El Caney estaban preparados los soldados españoles para luchar contra las fuerzas invasoras hasta la muerte si fuese necesario.

Las tropas del El Caney, comandadas por el General Vara de Rey, estaban compuestas por 500 soldados y cerca 50 voluntarios cubanos, sabedores que se enfrentaban a una contienda que no podrían superar, se prepararon para repeler los ataques enemigos, disponían de  150 balas por hombre para sus fusiles Mauser y dos piezas de artillería ligera que nunca llegaron a disparar por falta de munición.

Por parte del bando norteamericano, con el objetivo de tomar la ciudad de Santiago de Cuba, había desplazado a Cuba la 2ª División, comandada por el General H. W. Lawton, con un total de casi 6.900 hombres, compuesta por la I Brigada comandada por el General W. Ludlow con 2.324 hombres, II Brigada comandada por el Coronel Evan Miles con 1.457 hombres, III Brigada comandada por General A. R. Chaffee con 2.026 hombres, Brigada Independiente comandada por el General J. C. Bates con 1.092 hombres y la Batería de Artillería comandada por el Capitán Capron compuesta por 4 cañones de 81 mm.

La batalla de El Caney empieza a las seis de la mañana con el objetivo de evitar que las tropas del General Vara de Rey pudiesen hostigar los flancos de las tropas norteamericanas que atacaban Santiago de Cuba, el ataque del El Caney fue dirigido por el General Lawton y su II División, la mas numerosa en hombres, la artillería comenzó a romper el silencio de la mañana a las 06:30, atacando las posiciones del El Caney antes del despliegue de la infantería, a las 07:00 se inició el ataque de la infantería de Lawton, sin embargo las descargas de las tropas españolas repelieron el primer ataque, llegando los americanos a coronar la cima y abandonando la posición rápidamente recogiendo a los heridos y abandonando a los muertos en el campo de batalla.

Sin embargo, Lawton lanzó un nuevo ataque sobre el El Caney con una nueva brigada con 1.500 hombres, tan infructuosa como la anterior, al mismo tiempo Shaffee se había encontrado con una fuerte resistencia de los españoles en las Lomas de San Juan, colinas que dominan la ciudad de Santiago de Cuba, solicitó a Lawton que cesase su empeño sobre el Caney para reunir todas las tropas y vencer la oposición que le impedía avanzar, Lawton desoyó esta petición e hizo entrar en lucha a la última brigada de reserva que le quedaba para tomar El Caney, sin conseguir resultado positivo en este tercer ataque.

Cerca de las 14:00 horas entra en acción la artillería norteamericana desde una posición mas cercana a su primer ataque, tan solo a 500 metros de distancia sobre El Caney, esto desequilibra la batalla a favor de las tropas atacantes, en torno a las 15:00 horas las tropas de Lawton acometen el último y definitivo ataque, no sin muchos esfuerzos consiguen hacerse con la posición a las 17:00 horas, momento en el que el General Vara de Rey encuentra la muerte tras haber visto fallecer a dos de sus hijos en tan encarnizada batalla, el General moría al ser alcanzado por una descarga de fusilería cuando era evacuado en una camilla al tener las dos piernas heridas.

El General Lawton había desatendido el objetivo principal para vencer una débil posición invirtiendo 11 horas sobre un tiempo previsto de apenas una hora, los españoles sufrieron 235 bajas entre heridos y muertos, incluido el General Vara de Rey y sus dos hijos, las tropos invasoras sufrieron 81 muertos y 360 heridos.

Estatua del General Vara de Rey - Ibiza

Got anything to say? Go ahead and leave a comment!

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>